Descubre las playas de Formentera

Actividades Sol y Playa en Formentera

Si hay algo que sea realmente característico de Formentera son sus playas. La costa de esta isla está sembrada de algunas de las mejores playas de Europa, como lo confirman los miles de turistas que cada verano disfrutan de sus aguas. La evolución del turismo ha permitido que sea posible pasar todo el día en la playa sin tener que salir de ella: restaurantes, hamacas, sombrillas, deportes acuáticos... , todo lo necesario y más, para disfrutar al sol de estas playas. 

A continuación se describe una lista de algunas de las mejores playas de la isla.: 

Illetes: Las playas de Illetes, situadas en el punto más al norte de la isla, y el más cercano a la isla de Espalmador, (a escasos 150m.), son las más visitadas y concurridas por los turistas. Se puede acceder a esta zona con cualquier vehículo, aunque se recomienda su acceso a pie o en bicicleta, para disfrutar mejor del paisaje y contribuir en su protección medioambiental, debido al contínuo tránsito de gente. Además, parte de esta zona no es accesible con vehículos, solo a pie, debido a la irregularidad del terreno. La zona de Illetas es una de las más completas en lo que se refiere a ocio: deportes acuáticos, (vela, sky, etc.), restaurantes... 

Llevant: Situada también en la punta norte de la isla, pero en la zona de levante, como bien indica su nombre. También es una playa de gran extensión, y aunque es la zona más cercana a Illetas y por lo tanto bastante transitada, debido a su longitud es posible encontrar sitios más tranquilos y solitarios, aunque naturalmente, no faltan los restaurantes y quioscos, y su cercanía con Illetas permite recorrer a pie todas las playas que hay al norte de la isla. 

Cala Sahona: Esta pequeña playa, a pesar de su corta extensión, (escasos 200m de longitud), es una de las más bellas que se pueden visitar. Su tranquilidad y belleza característica hacen de esta cala un sitio de visita obligada para el turista. Rodeada, como no, de restaurantes y quioscos en los que se puede comer, o, refrescarse con alguna bebida al mismo tiempo que se disfruta de las maravillosas vistas que ofrece la vecina isla de Ibiza, o si ir tan lejos, de la costa de Punta Pedrera, o de los bellos acantilados de Punta Rasa, a los que se puede acceder fácilmente a pie, ya que están a escasos 10 minutos de la playa. 

Migjorn: De la playa de Migjorn se puede decir, que es una de las más grandes de la isla, ya que su extensión de arena abarca gran parte de la costa sur de la isla, casi desde La Mola, hasta Es Cap de Barbaria, siendo visibles estos dos puntos tan lejos entre si, desde esta playa. Su gran extensión y situación geográfica, hacen de esta playa una de las menos transitadas, y por lo tanto, una de las más tranquilas de la isla, esto no implica que no haya los típicos restaurantes y quioscos al lado mismo de la playa. 

Espalmador: Unos escasos 150 metros separan la isla de Formentera de la de Espalmador. Esta isla a pesar de su reducido tamaño, de 3 kilómetros cuadrados, esconde muchas maravillas en su interior. Hay dos formas de acceder a Espalmador: una es en barco que realiza un trayecto desde el puerto de Formentera, hasta Illetas, y finalmente llega a Espalmador; o bien se puede cubrir a nado la distancia que separa las dos islas, (siempre que el clima y la marea lo permitan). La playa más conocida de esta isla es la "Platja de S"Alga" de gran extensión, teniendo en cuenta el tamaño de la isla, y considerada puerto natural debido a su forma cerrada. 

La torre de vigilancia (Torre de Sa Guardiola), que esta ubicada en el punto más alto, observa el paso de los turistas por la costa de la isla, los cuales no deben olvidar que ésta es de carácter privado y como tal debe ser respetada; y mucho más teniendo en cuenta que esta considerada parque natural debido a la gran variedad de fauna y flora que habita en ella. Por este motivo no se puede encontrar en la isla ningún restaurante ni establecimiento similar, ya que están totalmente prohibidos, pero esto hace todavía más atractiva la idea de visitar esta pequeña isla y sus playas, que no han sido alteradas por el hombre.